PWC – Prevención de fraude en tiempos de COVID-19

Webinar: “Prevención de fraude en tiempos de COVID-19” dictado por los expertos: Gonzalo Argandoña, Nancy Yong y Armando Briceño de PWC.

¿Qué pueden hacer las empresas para responder ante los fraudes en este nuevo escenario, debido a la situación de crisis global que enfrentan tanto los gobiernos, como las sociedades y empresas por la pandemia del coronavirus?

Nancy Yong comenta que, en materia de fraudes, los más costosos son: soborno y corrupción, información privilegiada y lavado de dinero. También mencionó que existen otros tipos de fraudes como: estafa a clientes, cibercrimen, malversación de activos, soborno y corrupción.

El impacto que podría generar un programa de prevención de fraudes a nivel empresarial ya sea para: soborno entre privados, manipulación de procesos de contratación, protección al consumidor, corrupción con funcionarios públicos, documentación fraudulenta, programas de apoyo gubernamental entre otros, fue tema de conversación y análisis.

Por su parte, el experto Armando Briceño explicó acerca de las alertas de fraude relacionadas con manipulación de planilla: salarios y horas extras sobredimensionadas, control de tiempo sin sustento, segregación débil de funciones, base de datos de trabajadores con datos incompletos y/o falsos.

Gonzalo Argandoña señala que la receta para el éxito en detección de fraudes es el buen gobierno corporativo y gestión integral de riesgos con soluciones tecnológicas, es decir, los Directorios o las Gerencias están llamadas a implementar procesos en Gestión de Riesgos de Fraudes, mecanismos de denuncias, realizar investigaciones oportunas y acciones disciplinarias justificadas que permitan monitorear y supervisar las herramientas tecnológicas que en ocasiones vuelve vulnerables a las empresas o instituciones, nos otorgar herramientas que permiten dar un paso adelante en la lucha contra el fraude. Si se usa la tecnología en toda su capacidad predictiva, se puede incrementar la capacidad de protección también.

Los expertos concluyeron que es fundamental reformular las políticas de tesorería y crédito con la finalidad de preservar el efectivo y optimizar su administración. Coinciden que es importante analizar de forma continua y exhaustiva la situación financiera del negocio para identificar necesidades de financiamiento en el corto plazo y evaluar la mejor opción. También indicaron que es primordial identificar y sensibilizar las claves del negocio para establecer condiciones que permitan la sostenibilidad de corto y largo plazo. Y si el flujo operativo del negocio no es suficiente para cubrir con las obligaciones financieras e inversiones mínimas, es necesario replantearse la continuidad de éste o evaluar opciones de salida.

COMPARTIR: